Los cuidados necesarios para la ‘vuelta al cole’ de los perros

Ya en septiembre de nuevo. Vuelta a la rutina y, ojo, también para esos amigos peludos que necesitan una buena puesta a punto tras el verano y el periodo vacacional igual que el resto.

Con una serie de cuidados muy sencillos, los perros lucirán sanos y se encontrarán en perfectas facultades para afrontar el otoño. Y es que cada estación es un mundo.

    • Atención a enfermedades y parásitos característicos tras pasar más tiempo fuera. La época estival es lo que suele tener: más paseos y actividades al aire libre que conllevan, lógicamente, más riesgo de contraer algo. Por eso, hay que estar atento a síntomas como la falta de apetito o la fiebre. Y realizarles un chequeo al comienzo del curso.
    • El otoño va siempre de la mano con la leishmaniosis, una enfermedad parasitaria transmitida por la picadura del mosquito flebótomo típica de esta época. Una buena desparasitación por dentro y por fuera será la mejor medida preventiva. Siempre conviene adelantarse y prevenir con las mascotas.
    • Ejercicio físico. Siempre fundamental para la salud física y mental del perro. Los paseos en esta estación, además, son ideales por las temperaturas tan óptimas para ello. Llevarles a un campo o a un bosque siempre que sea posible y tanto dueño como perro volverán a casa felices.
    • Ojo a la muda de pelo (también pasa en los humanos que en otoño se suele caer más). El pelaje se sustituye por uno más largo y grueso para prepararse para la bajada de temperaturas. Así, los sofás, alfombras o camas de casa se llenan de pelos. Lo ideal es el cepillado desde cachorros para que todo sea más llevadero en este sentido.
  •  
    • Y, por supuesto, una buena alimentación. Esto es básico todo el año. En La Tienda del Pienso, especialistas on line en pienso de calidad a precios más que competitivos, inciden precisamente en la importancia de dar comida cuanto más natural y de calidad mejor para esos mejores amigos, ya que, al fin y al cabo, esto repercutirá directamente en su salud y bienestar. Por eso, tienen diversidad de productos dependiendo de si la mascota (perro o gato) es más o menos activo, es de una raza determinada, si es cachorro o más adulto… Y para todos los bolsillos y a un solo click.

Por último, no perder de vista los tan comunes resfriados con la llegada del frío. Sí, ellos también los pueden sufrir así que un buen chequeo, atención a las señales de alarma, muchos mimos para darse calor mutuamente y la alimentación sana y equilibrada a poder ser de la mano de especialistas de calidad.